Fauna

Conoces el Piche Patagonico?

El piche, también conocido como pichi, piche patagónico, quirquincho o armadillo de la Patagonia, es un pequeño mamífero que habita en la región patagónica de Argentina y Chile, hasta el estrecho de Magallanes. Pertenece a la familia Chlamyphoridae y es una de las especies más pequeñas de armadillo, con un peso total de unos 900 gramos.

Los piches tienen una longitud total promedio, contando cabeza, caparazón y cola, de hasta 60 cm y una altura de aproximadamente 12 cm, con pequeñas orejas. Su caparazón es castaño oscuro, la cola, vientre y patas son amarillentas tirando a gris. La cabeza está cubierta con placas similares a las del caparazón, presenta un hocico largo y ojos pequeños. Las patas están provistas de fuertes pezuñas.

Distribución

Antes de la década de 1970, esta especie no habitaba en la Patagonia chilena ni en la Patagonia argentina austral. La construcción de estructuras humanas como carreteras, oleoductos y especialmente puentes sobre los ríos, además de otras alteraciones antrópicas durante más de un siglo, modificaron las condiciones ambientales de la región, permitiéndole invadir áreas en las que naturalmente no podría haber conquistado. Restos fósiles de ejemplares de este género fueron exhumados.

Costumbres

El piche es un animal solitario, diurno y semifosorial que habita pastizales y regiones secas de suelos arenosos en la Patagonia y el centro de Argentina. Busca protección de depredadores, del exceso de frío en invierno y del calor del verano cavando madrigueras de poca profundidad. Ante cualquier amenaza, se oculta dentro de su caparazón y se aplasta contra el suelo para evitar que los atacantes lleguen a su blando vientre. Posiblemente es el único piche que puede entrar en hibernación.

Alimentación

El piche es un omnívoro oportunista. Su dieta está compuesta por insectos, gusanos y pequeños vertebrados como lagartijas o roedores. Ocasionalmente, también consumen vegetales y musgos.

Reproducción y período de vida

La hembra del piche pare dos o tres cachorros después de 60 días de gestación. Las crías se alimentan por sí mismas a partir de la sexta semana y maduran sexualmente entre los nueve y doce meses. La mayor edad conocida de un piche en cautividad alcanzó los nueve años.

Amenazas

La caza del piche es una actividad relativamente frecuente en la Patagonia, donde muchas personas aprecian su carne. Aunque es baja la densidad humana en la región, sus poblaciones han sufrido una significativa declinación. Ha sido clasificada como «Casi Amenazada» (NT) por la UICN debido a fuertes presiones cinegéticas, y modificaciones y fragmentaciones de su hábitat.

Las 3 principales causas del peligro de extinción del huemul
Una emocionante excursión con las crías de lobos marinos